Hola a todos!! Aunque ya casi todo el mundo está de vacaciones, yo sigo publicando además, con la super receta que subo hoy estoy segura de que me haréis, por lo menos, un poquito de caso! Y, como en ésta época usar el horno es como abrir las puertas del infierno, os traigo una receta simple, fresca, ligera y sin horno!! 🙂

Os cuento cosas de ésta tarta:

Tengo un libro de recetas que voy escribiendo según me las voy encontrando, a veces interrogo a cocineros hasta que me cuentan como han cocinado algo y otras veces sólo escribo el nombre de la receta y luego indago en internet o en mis libros y revistas de cocina hasta que encuentro algo parecido y lo adapto.

La cuestión es que en mi libro de recetas hay recortes de todo tipo, mola bastante por que puedes encontrar una servilleta de una receta que descubriste a las tres de la madrugada charlando con un gintonic en la mano o un trozo de libreta que ha escrito mi hermana pequeña, hace como diez años, con letra redondita de cuando empiezas a escribir 🙂

Esta receta es de mi vecina Trini, ella usaba leche de vaca recién ordeñada, un molde enorme y, si no recuerdo mal, la decoraba con mermelada de fresa.

Es de la época en que las vecinas se pasaban recetas escritas a mano, no me extraña que mi hermana haya apuntado ésta por que mi vecina Trini tiene mucha, pero que mucha mano para los postres!

Yo he usado leche vegetal, pero se puede usar cualquier tipo de leche, la he hecho en moldes individuales, por que tengo debilidad por ellos y he usado frutos rojos congelados y limón rallado para decorar, por que he descubierto que los frutos rojos congelados le sientan bien a casi todo: bizcochos, muffins, limonada, smoothies,…tengo que probarlos en ensalada, a ver que pasa 😉

Si os apetece decorar con mermelada casera os dejo una receta mas que fácil y sin azúcar pinchando aquí.

IMG_20150729_162905

Ingredientes:

200 ml de leche

125 ml de nata

350 gr de leche condensada

1 sobre de cuajada en polvo

Preparación:

1.-En una olla, mezcla todos los ingredientes, llévalo a ebullición a fuego medio(en mi caso 6 sobre 9) y sin dejar de remover, cuando rompa a hervir retira del fuego.

2.-Vierte en moldes individuales, deja que enfríe y refrigera al menos una hora.

3.-Desmolda, decora y sirve.

SAM_1666

SAM_1671

SAM_1679

SAM_1692

SAM_1696

IMG_20150729_160941

IMG_20150729_163348Notas: si sois mas de seis, duplicad las cantidades sin problema y, por supuesto, si no tenéis moldes individuales(estos son para muffins) con verter la tarta en una fuente de cristal normal y corriente también vale, desmoldará perfectamente sin necesidad de engrasar!

Podéis hacer mil decoraciones, casi todo le sienta bien: moras, rodajas de plátano o kiwi, cualquier tipo de mermelada, melocotón en almíbar, gajos de ciruela,…

Si os ha gustado la receta, no olvidéis alimentar al blog con vuestros comentarios, también podéis compartir el post en las redes sociales o suscribiros para que os llegue nuevo contenido por correo electrónico 🙂

Cientos de miles de gracias por leerme!!

Tartas individuales de leche condensada
Etiquetado en:                                                                    

42 pensamientos en “Tartas individuales de leche condensada

  • 5 agosto, 2015 a las 4:29 pm
    Enlace permanente

    Peroo que precioosooo resultado , no dudo que este delicioso y pienso hacerlo este fin de semana ^.^ uixxx me cae como anillo al dedo 🙂

    Responder
    • 5 agosto, 2015 a las 4:31 pm
      Enlace permanente

      Cuanto me alegro!!!!!!!!!!! Os van a encantar y si hace calorcito dónde estéis os vendrán de perlas!! Un abrazo!!! 🙂

      Responder
  • 5 agosto, 2015 a las 6:24 pm
    Enlace permanente

    Patri! Qué queda como si fuese panna cotta? Porque si es así, tengo que probar ya mismo a hacerla!! Además con lo que me gusta la leche condensada… Un besin!

    Responder
    • 5 agosto, 2015 a las 6:35 pm
      Enlace permanente

      Hola Aroa!!!!! Es mas rica que la panna cotta, o por lo menos a mi me gusta mas!! La única diferencia es que ésta se hace con cuajada en vez de gelatina, así que mas sabor todavía!!! Un abrazo enorme guapa!!!!

      Responder
  • 9 agosto, 2015 a las 11:51 am
    Enlace permanente

    Madre del amor hermoso! Pero que buena pinta tienen!!! Args, se me hace la boca agua!!!
    Genial receta cielo, y más si no tenemos que usar horno. que yo ahora estoy haciendo un bizcocho y acada vez que voy a mirarlo, me arrepiento horrores.. que calda! jajajajaja
    Una pregunta ¿Tiene mucho sabor a cuajada? Es que no me gusta su sabor, por lo que si me dices que sí, me hundes en la miseria porque quería probar de hacer tu receta Jajaja
    Besos chula! ^_^

    Responder
    • 9 agosto, 2015 a las 12:56 pm
      Enlace permanente

      Jejejejejeje Carolina, me encanta que te haya gustado tanto!! No sabe mucho a cuajada, sabe, sobre todo a leche condensada, date cuenta que solo se le hecha un sobrecito para que le de consistencia, también podrías sustituirlo por gelatina neutra y así no sabría nada de nada a cuajada(entonces sería pana cota!!) Muchas gracias por el comentario! un besazo!! 😉

      Responder
  • 9 agosto, 2015 a las 12:46 pm
    Enlace permanente

    ainsss!! que rico tiene que estar!! me la apunto, porque para ahora viene genial, no usar ese horno infernal como tú dices!! No me gusta cocinar, pero los postres me encantan!! Besitos

    Responder
    • 9 agosto, 2015 a las 12:56 pm
      Enlace permanente

      Genial Susana, además se hace en un plis plas y el resultado es espectacular!! Un abrazo, gracias por comentar!!!! 😉

      Responder
    • 9 agosto, 2015 a las 10:40 pm
      Enlace permanente

      Genial! seguro os encanta! Muchas gracias por comentar!! 😉

      Responder
  • 9 agosto, 2015 a las 6:48 pm
    Enlace permanente

    Ohhhhh que buena pinta! Me la apunto para hacerla en mi próxima cenita con amigos o familiares! Muchas gracias por ofrecernos esta recetita tan apetitosa! Vengo del tag Blogueras made in Spain, te espero en mi blog si te apetece, tengo nuevo sorteo!

    Responder
    • 9 agosto, 2015 a las 10:42 pm
      Enlace permanente

      Hola Raquel!! Gracias a ti, espero que te salga genial y tus invitados queden encantados!! Me paso ahora mismo por tu blog!!! 😉

      Responder
    • 10 agosto, 2015 a las 10:59 am
      Enlace permanente

      Muchas gracias Maite, seguro que te sale genial!!! Un abrazo!!! 😉

      Responder
    • 10 agosto, 2015 a las 11:01 am
      Enlace permanente

      Muchas gracias Alba!! anímate a probarla!! una abrazo 😉

      Responder
  • 10 agosto, 2015 a las 12:04 pm
    Enlace permanente

    Madre mía!! No sabes lo que me encanta la leche condensada, me guardo esta receta que para el finde que viene la preparo tiene una pinta buenisima y parece fácil (A mi no se me da muy bien la reposteria) ya te contare. bsitos

    Responder
    • 10 agosto, 2015 a las 12:34 pm
      Enlace permanente

      Hola Fany!!! no te preocupes, sale seguro!! es nivel pre principiante!! Muchas gracias por comentar, un abrazo!! 😉

      Responder
  • 10 agosto, 2015 a las 4:34 pm
    Enlace permanente

    Vaya pinta tienen ¡¡¡ La presentación es de 10. Y seguro que saben aún mejor. Mejor hacerlas pequeñitas porque no se cómo andarán de calorías, pero para un capricho…hay que probar. Un beso ¡¡

    Responder
    • 10 agosto, 2015 a las 10:29 pm
      Enlace permanente

      Hola Paloma! de calorías a tope!!! efectivamente por eso las hago pequeñitas y contadas, una para cada uno!! Muchísimas gracias por el comentario, un abrazo!!! 😉

      Responder
  • 10 agosto, 2015 a las 8:54 pm
    Enlace permanente

    Que buena me ha parecido esta receta. ¡A ver si la hago esta semana! Así aprovecho y gasto las moras que tengo 😀 Besitos.

    Responder
    • 10 agosto, 2015 a las 10:30 pm
      Enlace permanente

      Que suerte Julya, tienes moras!!!! a ésta receta le quedan espectacular!! Gracias por el comentario, un abrazo!!!! 😉

      Responder
    • 10 agosto, 2015 a las 10:31 pm
      Enlace permanente

      Ojalá pudiese mandarte Raquel!! con el calor que hace vienen de vicio!! Gracias por el comentario, un abrazo!!! 😉

      Responder
    • 11 agosto, 2015 a las 11:22 am
      Enlace permanente

      Genial Carolina! Gracias por el comentario, un abrazo! 😉

      Responder
    • 11 agosto, 2015 a las 11:35 am
      Enlace permanente

      Genial Carmen!!! espero que os guste muchísimo, un abrazo enorme y gracias por comentar!!!! 🙂

      Responder
    • 11 agosto, 2015 a las 2:21 pm
      Enlace permanente

      Hola Patri!! te van a encantar y con cualquier leche que se haga salen fantásticas!! Un abrazo enorme y gracias por comentar!!!!!!!!!!!! 😉

      Responder
    • 11 agosto, 2015 a las 10:22 pm
      Enlace permanente

      Hola Sonia!!! siiii avisame, seguro que os encantan!! Gracias por comentar y un abrazo!!! 🙂

      Responder
  • 11 agosto, 2015 a las 7:59 pm
    Enlace permanente

    Pero si es super fácil y rápido!!! Esto tengo que probarlo 😉
    Y los frutos rojos congelados quedan bien al descongelarse o están demasiado “blandos”??? No los he probado nunca así, siempre he usado frescos pero claro no siempre hay y a veces a precios demasiado elevados para gastarlo en según qué.
    Gracias por la aclaración!!

    Responder
    • 11 agosto, 2015 a las 10:24 pm
      Enlace permanente

      Hola Silvia!! si te digo la verdad no hemos esperado a que se descogelen del todo para comernos las tartas!!! 🙂 🙂 pero tardan bastante en hacerlo, si los decoras justo antes de servir no tendrás problema! Y si, congelados están super bien de precio, yo los compro a 4 €/kg!!! Muchas gracias por comentar, un abrazo!!! 😉

      Responder
  • 12 agosto, 2015 a las 8:59 am
    Enlace permanente

    Qué presentación más chula Patri!! Y la verdad es que parece sencilla y anima a probarla!! No sabía que los frutos rojos los había congelados…. ainss, cuánto aprendo contigo!! La receta es de 10!! Gracias por sorprendernos con recetas geniales!! 🙂

    Responder
    • 12 agosto, 2015 a las 9:08 am
      Enlace permanente

      Muchas gracias guapa!! Si, congelados son mucho mas baratos y ya sabes todas las propiedades que tienen!! Un abrazo enorme!!! 😉

      Responder
  • 12 agosto, 2015 a las 12:07 pm
    Enlace permanente

    Patri, yo no sé cómo te las apañas pero siempre das en el clavo conmigo. Me encanta la leche condensada. Como dato curioso, decirte que de más pequeña mi madre me metía un poco el chupete en un tarro y me lo metía en la boca. 😀 Tu receta tiene una pinta genial. Y digo yo… ¿cuándo me vas a invitar a tu casa a probar alguna de tus exquisiteces? Que una no tiene mano en la cocina y le pones los tiendes largos… ¡un beso, preciosa mía! 😀

    Responder
    • 12 agosto, 2015 a las 12:20 pm
      Enlace permanente

      Jajajaja Mel pasate por Vigo y compartimos una merendola!! Yo también soy una adicta a la leche condensada y de pequeña(bueno y ahora también….) la tomaba directamente a cucharadas!
      Éstas tienen que salirte si o si!! es mezclar y verter en un molde!!! Un abrazo guapa y gracias por tus comentarios!!! 😉

      Responder
  • 13 agosto, 2015 a las 12:42 pm
    Enlace permanente

    Me parece una receta fácil y que puede quedar muy bien, la pena es que después del verano me toca comer extra sano por todos los caprichos de las vacaciones. La guardaré pra después. Un beso 🙂

    Responder
    • 13 agosto, 2015 a las 1:05 pm
      Enlace permanente

      Pues preparala ya Barbara!!! no esperes un año jajajaja Gracias por el comentario, un abrazo!! 😉

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: